El desarrollo sostenible de un territorio conlleva tanto el progreso social y económico como medioambiental: no es posible sin la actuación de las tres perspectivas al unísono. Para lograrlo es preciso la participación de la ciudadanía – principal agente actor que interviene y “vive” dicho territorio- en la toma de decisiones. Hasta el momento, la participación ciudadana en las decisiones políticas es casi anecdótica, pero debe incrementarse si el objetivo real es conseguir un desarrollo local basado en la sostenibilidad. El mundo rural constituye un buen escenario para promover la gobernanza participativa como medio para lograr el ansiado desarrollo sostenible.

 

Lugar: Casa de la Cultura de Arnedo (presencial)

Conferencia para público general

Ponente: José Ángel Llorente, profesor de Geografía de la UNED

Moderadora: Angelica Torices